Es importante para ir cambiando nuestra alimentación dejar de tomar azúcar blanco y por supuesto productos industriales (bollitos, palmeritas...), así como azúcar moreno que aunque se crea que es más sano que el blanco no deja de ser azúcar blanco tintado con melaza.

Y entonces, ¿hay que renunciar a tomar cosas dulces?. No, si no quieres. Hay alternativas al azúcar blanco mucho más sanos y con menos índice glucémico. Esto último es importante porque este tipo de productos con un nivel glucémico alto nos proporciona un subidón rápido de energía, pero como todo lo que sube muy rápido, muy rápido baja. Necesitamos productos que nos endulcen pero que nos den energía de forma paulativa. Entonces que tomamos. Podemos hacer nuestros dulces con sirope de ágave (se compra en supermercados), de arce (un poco más caro que el de ágave), panela (es parecido al azúcar moreno en textura y color), las frutas desecadas (dátiles), melaza de arroz, azúcar de coco, xilitol y estevia y por supuesto la fruta de temporada