Las proteínas son imprescindibles en los procesos metabólicos y nos ayudan a construir y reparar el organismo. Son una combinación de 22 aminoácidos, 13 lo sintetiza nuestro cuerpo directamente pero 9 son esenciales y debemos aportarlos con la alimentación.

Las proteínas vegetales tienen muchas ventajas con respecto a las animales por:

* No produce acumulaciones de grasa saturada o colesterol malo

* No acidifica la sangre, ni descalcifica o desmineralizan el cuerpo

* No provoca pérdida de flora intestinal

* No provoca estrés en el hígado y riñones ya que el organismo no tiene que deshacerse de toxinas

Los 9 animoácidos esenciales los podemos conseguir de dos formas: con proteínas completas o incompletas, es decir, aquéllas que tenemos que sumar para tener las 9

Como proteínas completas tenemos los cereales como trigo sarraceno, quinoa y seitán; legumbres como soja y sus derivados (tofu, tempeh) y altramuces; verduras y setas (aunque en pequeñas cantidades) y las algas

Para completar las proteínas incompletas tenemos que sumar las legumbres, frutos secos o semillas (2 aminoácidos) con cereales integrales (7 aminoácidos).

Ejemplo de combinaciones sería legumbre con cereal como alubias con arroz, garbanzos con cus-cus, guisantes con maíz; frutos secos con cereal como leche de almendras con copos de avena, mantequilla de cacahuete con pasta; semillas con cereal como tahín con pan, lino con arroz