Los rábanos son una verdura de invierno de la familia de las crucíferas y tenemos rábanos blancos, rojos y negros.

Ya los egipcios los utilizaban frecuentemente en su dieta diaria y era obligtorio para los constructores de las pirámides, junto con ajo, pepino o cebolla porque les daba fuerzas e impedia que cayeran enfermos.

Cuando algo nos importa poco, decimos que "nos importa un rábano", pero debemos saber que la raíz de esta planta resulta un alimento muy nutritivo por:

* Gran cantidad de vitamina C que es un potente antioxidante, ayuda a eliminar los residuos que se acumulan en el organismo, a mantener un buen estdo de la piel y de las mucosas digestivas, interviene en la formación del colágeno

* Posee glucosinolato que le hace tener ese sabor picante y tiene efectos protectores en ciertos tipos de cáncer, así como se recomienda a las personas sometidas a quimioterapia

* Constituyen un alimento muy bueno para la salud digestiva, aumenta la flora intestinal, es muy adecuado para las personas con digestiones lentas, para el estreñimiento, colitis o diarrea

* Muy adecuado para mantener un buen estado de nuestro hígado por sus propiedades colagogas

* Por su riqueza en fibra, su bajo contenido en calorías (16 cal por 100 gr) y su alto nivel de potasio es diuréico ayudando a eliminar lo que nos sobra, en dietas de adelgazamiento y contra los cálculos renales

* Tiene magnesio, iodo y azufre

* Tiene propidades antisépticas, buenas para tratar problemas bronquiales, asma o tos irritativa

Podéis usarlo fresco en ensalada, haciendo jugo para cuida el hígado y las digestiones o en sopa como diurético y en dietas de adelgazamiento

 

Composición por 100 gramos de porción comestible
Energía (Kcal) 16
Agua (ml) 94,4
Proteinas (g) 1
Hidratos carbono (g) 2,7
Fibra (g) 1
Potasio (mg) 240
Fósforo (mg) 31
Magnesio (mg) 11
Yodo (mcg) 20
Sodio (mg) 27
Folatos (mcg) 45
Vitamina C (mg) 20
mcg = microgramos (millonésima parte de un gramo)