Los espárragos son de la familia de las liliáceas como las cebollas, el puerro y el ajo.

Tenemos que incorporar a nuestra dieta los espárragos, mejor los verdes, por muchos motivos:

* Son ricos en vitamina A, del grupo B, C, ácido fólico y vitamina K

* Sirven para desintoxicar nuestro cuerpo. El espárrago es una fuente muy rica en potasio, conocido por reducir la grasa, contiene fibra, que ayuda a limpiar, no tiene grasa ni colesterol (100 gramos de espárragos tienen 24 calorías), es bueno para problemas de riñón

* No tiene sodio por lo que no produce hinchazón durante el ciclo premenstrual

* Tienen propiedades antienvejecimiento ya que posee antioxidantes

* Es afrodisíaco e incluso durante el siglo XIX era construmbre dar espárragos a los novios en las vísperas de la boda

* Son diuréticos ya que tiene altos niveles del aminoácido asparagina que nos ayuda a orinar y a eliminar los exceso de sales, bueno para los que tienen edema y presión alta

* Son un gran aliado para combatir el cáncer gracias al aminoácido glucotationa y al folato

* Ayuda a prevenir la osteoporosis y la artrosis gracias a la vitamina K, necesaria para la síntesis de osteocalcina que hace que el calcio se cristalice en el hueso

* Buenos para reducir las enfermedades del corazón