El arroz cocido tiende a secars y nunca se recienda almacenarlo en un bol de plástico en la nevera. El mejor modo de conservalo es meterlo en un cuenco (mejor de madera) untado con un poco de aceite y cubierto con un paño humedecido en la zona más fría de la cocina. Si no hace mucho calor, puede aguantar 2-3 días