Es importante introducir en nuestra dieta los encurtidos, pickles o fermentos.

Uno de los reclamos más importantes de los yogures es los bifidus que poseen, pero viendo las consecuencias negativas que tiene para el organismo hay que buscar otra opción y la mejor son los fermentos.

Los encurtidos son fermentos de verduras que al ser consumidas habitualmente mejoran la nutrición, el equilibrio de la muscosa y la flora intestinal. Tiene una función desintoxicante, favorece la digestión, evita los gases, prepara la vesícula biliar para la destrucción de las grasas, refuerzan la inmunidad y tiene un elevado aporte en vitamina C, ácido fólico, láctico y enzimas digestivas.

Consumir encurtidos activa el metabolismo, alivia el estreñimiento y la diarrea, las flactulencias y la hinchazón abdominal y evita toma azúcar entre horas.

Se aconseja tomar una cucharada en cada comida, por ejemplo umeboshi (ciruelas encurtidas), takuan (nabo encurtido), miso (fermento de soja y cebada), tamari (salsa de soja), chucrut (col fermentda), pickles (verduras encurtidas)