Ingredientes: 100 gramos de harina (la que quieras pero mejor integral), 140 gramos de copos de avena, 1/2 cucharadita de bicarbonato, 1 cucharadita de canela molida, 1 pizca de jengibre en pòlvo, 1 piaca de sal, 3 cucharadas de sésamo, 80 gramos de sirope de ágave (o melaza, panela), 40 ml de aceite de girasol, 1 cucharadita de vinagre de manzana, 2 manzanas pequeñas, 2 cucharadas de agua.

Preparación: Se pone en un bol los ingredientes secos (los 7 primeros). Se bate la manzana pelada y cortadita, el azúcar, el aceite, el vinagre y el agua. Se mezcla bien con los ingredientes secos y se deja reposar 10 minutos. Pasado el tiempo se forman las galletas con dos cucharas (ya que no se puede manipular en las manos) y se van poniendo en una placa de horno encima de una papel sulfurizado o yo utilizo Pizza Mat de Lekue que está microperforado y en la redilla del horno lo que me ayuda a que se hagan muy bien por debajo. Se meten en el horno precalentado a 170º durante 15 minutos.

Yo en vez de poner sólo avena utilizo muesli de avena integral con fruta (frutos rojos, arándanos), con chocolate o frutos secos. Si lo haces así pon sólo una manzana ya que el muesli ya tendrá bastante jugosidad.