Ingredientes: unos 400 gramos de garbanzos cocidos, 2 cucharadas soperas de tahín, 1 diente de ajo, el zumo de medio limón, pimentón dulce, un poquito de comino moliso, 3 cucharadas soperas de aceite, un poco de agua o caldo de cocer los garbanzos si fuera necesario

Preparación: Se baten todos los ingredientes menos el agua hasta el final que se irá añadiendo dependiendo de la textura que se quiera obtener. Se pasa a un bol y se decora con un hilo de pimentón.

Está muy bueno, es muy sano y te saca de un apuro si vienen visitas.