Es una opción muy buena para las cenas, sobre todo lo que como yo, no cenamos proteína animal (aunque lleva un huevo, pero también hay que darse un capricho de vez en cuando) 
 
Ingredientes: una coliflor pequeña, un huevo, sal
 
Preparación: se pica muy finamente la coliflor y se mete en el microondas durante 8 minutos. Se saca se junta con un huevo batido y se mezcla muy bien, haciendo una masa. Se pone en una placa de horno encima de un papel sulfurizado apastándola con una cuchara y se hornea a 180º durante 20 minutos. Hay que tener cuidado al sacarla, hacerlo con cuidado con una espátula. Ponerlo en un plato apto para gratinar y añadir los ingrediente que os gusten y gratinar un par de minutos y listo.
 
Como sólo se gratinar los ingrdientes que se ponen en la pizza tienen que estar ya hechos. Yo le he puesto cebolla pochada, tomate y champiñones a la pancha.
 
La tenéis que comer con tenedor y cuchillo ya que no tiene la consistencia de las pizzas hechas con harina