Ingredientes: 1 taza de mijo, 3 tazas de agua, 2 cebollas no muy grandes, 1/2 cucharadita de cúrcuma, 2 cucharadas de sésamo tostado y molido, sal y aceite

Preparación: poner a pochar las cebollas con un poco de aceite y sal y cuando hayan cambiado el color añadir, la cúrcuma y el mijo bien lavado y tostarlo un poco. Añadir el agua y cocoer a fuego lento unos 15 minutos o hasta que se haya evaporado todo el agua. Echar el sésamo molido y dejar enfriar. Formar las croquetas y freir en aceite o al horno hasta que estén doraditas y a disfrutar.

* Le he echado una hojita de laurel al mijo para evitar los gases.

* Ésta es una base simple, utilizar la imaginación para hacer croquetas de lo que queráis, con verduras, pescado, pollo, huevo...

* Como véis estas croquetas no llevan bechamel sino mijo que es un cereal muy interesante (ver despensa saludable)

* Con esta cantidad me han salido 28 croquetas bien hermosas