Ingredientes: 600 ml de leche o bebida vegetal, 5 gramos de agar-agar, verduras al gusto

Preparación: se pocha cebolla y se añade las verduras que se quiera (calabacín, tomate, calabaza...) y se deja en el fuego medio hasta que estén hechas. Por otro lado se caliente la leche o bebida vegetal con un poco de sal, pimienta, cúrcuma o especias al gusto y se le añade el agar-agar. Se deja cocer 5 minutos para que se disuelva completamente la gelatina.

En un molde se echa la verdura cocinada y la leche y se mete en horno precalentado a 180º durante 20 minutos. Se deja enfriar y se sirve

 

* El agar-agar es una gelatina vegetal pero si no tenéis podéis usar la cola de pescado

* Yo he usado una placa de hojaldre que tenía en la nevera así que la he puesto en el molde, encima la verdura pochada y la leche y al horno, pero si lo hacéis sin hojaldre estará muy rica también

* Yo he usado bebida de avena, hecha por mí (podéis ver la receta en el apartado de dulce)

* La textura que queda no es tan cremosa como el pastel con huevo y nata, queda más geletinoso, pero está muy bueno y con muy pocas calorias (lo que tiene la verdura y en mi caso el hojaldre)

* Yo he utilizado de verduras cebolla pochada y calabacín de la huerta que me dió una amiga pasado por la sartén para potenciar el sabor

* Cuando esté acabado el tiempo de horno notaréis que está como líquido todavía, tranquilos porque al enfriarse el agar-agar se solidifica y quedará bien